Mi piscina pierde agua ¿Qué hago?

Mi piscina pierde agua ¿Qué hago?

Mi piscina pierde agua ¿Qué hago? Muchas veces te habrás hecho esta pregunta y no sabes muy bien por dónde empezar. Te lo explicamos en este artículo.

El agua, por su naturaleza, siempre sufre la evaporación. Dependiendo de las circunstancias esta será mayor o menor. Debemos saber cuánta cantidad de agua se puede evaporar. La respuesta no es fácil ya que depende de numerosos factores como, por ejemplo, la ubicación geográfica, la ubicación de la piscina, el color, el sistema de depuración… 

Para establecer unas directrices generales hemos realizado un seguimiento del coeficiente de evaporación en todas las provincias de España para el año 2016. Estos son los valores de evaporación media por provincia para los meses de verano, hay que tener en cuenta que podrán variar según las condiciones particulares de cada piscina.

Tabla de evaporación de FugaTec

Monitorización de pérdida de agua en piscina

pérdidas de agua que no deben exceder el 50%

Estos datos son orientativos, pero en ningún caso debería de sobrepasar el 50% del valor indicado.

Una vez medida la altura de la lámina de agua después de una semana descubriremos que la mayoría de las piscinas pierde agua. Lo grave es que no somos conscientes de estas pérdidas. Algunas empresas de construcción de piscinas, cuando el cliente les comenta que la piscina baja de nivel, optan por decir que 1 cm al día es por culpa de la evaporación.

Existen tres causas fundamentales para este fenómeno:

1º Partículas

Cuando se producen partículas de suciedad mayores de lo habitual pueden provocar obstrucciones. Pueden obstruir parcial o totalmente las fisuras de la piscina, por lo que disminuye la posible fuga de agua. Esto es provocado porque las piscinas generan una succión permanente hacia el exterior.

2º Evaporación

La evaporación se debe tener muy en cuenta. Es un factor variable que no podemos controlar. Se debe, fundamentalmente, a las condiciones climáticas y atmosféricas.

3º Temperatura

La temperatura del agua es una causa fundamental, también variable. Cuanto mayor sea la temperatura menor será la densidad del agua. Esto provocará una disminución de la cantidad de agua, que se escapará de forma más rápida por las fisuras.

Es importante realizar un estudio sobre el estado del vaso de la piscina y los conductos internos. Muchas veces, estas fugas de agua se producen por un defecto de aislamiento en el vaso de la piscina. Controlar el perfecto estado de las instalaciones es clave para evitar pérdidas de agua. Las pérdidas provocan un gasto de recursos materiales, pero también económicos. Existen algunos trucos que nos permiten no cometer errores en la localización de fugas de agua en piscinas.

Puede leer más acerca de como detectamos fugas de agua en piscinas o ponerse en contacto con nosotros para realizar una valoración.

Entradas relacionadas:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies